Conoce un poco más de Snapchat

Se trata de una app a la que yo llamaría “mensajería fotográfica”. Sí, porque se trata del envío de fotos y videos transmitidos de un usuario a otro y/o varios al mismo tiempo de manera rápida, al igual que mandamos un mensaje de texto. Permite a quien envía poner un límite de tiempo en cada fotografía, texto o video, de tal forma que quien lo recibe tiene sólo unos segundos para visualizarlo antes de que desaparezca.

¿Por qué está tan de moda entre los adolescentes? 

De hecho es popular no sólo en adolescentes, sino además en niños menores, hay quienes comienzan a utilizarla desde los 11 y 12 años.

Se hizo famosa porque sus creadores la dieron a conocer como una forma “segura” de enviar fotografías y videos de momentos, poses o situaciones divertidas a tus amigos, sin hacerla pública.

Y la mayoría de los “teens” la utilizan para esto, enviar fotos chistosas, o bien donde “hacen el ridículo”.  La principal razón… un “snap” es más rápido que un corre o mensaje de texto y más “seguro”.

Es considerada “segura” por su característica de “auto destrucción” de lo que se envía, se puede enviar cualquier fotografía o video y “no queda huella”. Sin embargo, esto no es así, pues cualquier usuario que recibe la fotografía, puede conservarla haciendo una captura de pantalla, y aunque la aplicación “te diga” si alguien la guardó o no, ya no tienes control sobre ella.

…y ¿por qué los papás debemos conocer de esta app? Por varias razones, pero he aquí las principales:

  • Snapchat no guarda las fotografías o mensajes para que ustedes puedan verlos después, aún y si cuentan con algún programa para revisar el contenido del dispositivo de manera remota, no hay manera de tener acceso a lo que se envió o recibió y fue borrado automáticamente.
  • No hay forma de rastrear algún comportamiento inadecuado y/o monitorear lo que sucede con tu hijo y los usuarios con los que tiene contacto.
  • Snapchat se ha puesto de moda también por los “teens” por su facilidad para el sexting… (la acción de enviar contenidos de tipo sexual; textos, videos o fotografías). Piensan que es una manera “segura” de enviar fotos “más atrevidas” a sus amigos, novias, novios…